Saltar al contenido

Frutas con vitamina C

frutas con vitamina c

Las frutas con vitamina C tienen muchos beneficios para el cuerpo, pues esta vitamina favorece la absorción de minerales como el calcio y el hierro, ayuda a reducir el daño que causan los químicos tóxicos en el cuerpo, también es muy importante para la formación de tejidos cicatrizantes, entre otras muchas funciones que cumple esta vitamina. Te invito a conocer las frutas más ricas en ácido ascórbico para que aproveches su contenido en esta vitamina.

10 riquísimas frutas con vitamina C

Quizá es muy común relacionar las frutas cítricas con la vitamina C, y es que, por ejemplo, la naranja tiene fama de contener mucha vitamina C. Sin embargo, ¿sabías que hay frutas con más vitamina C que una naranja? Voy a darte aquí 10 frutas muy deliciosas que te darán un buen aporte de vitamina C para que cumplas con la cantidad diaria recomendada de este micronutriente.

Papaya

A esta fruta se le conoce también como la fruta anti-envejecimiento, y no es por nada, ya que su contenido en vitamina C y A combaten los radicales libres en el cuerpo. Incluso, con una taza de esta fruta puedes llegar a cubrir la dosis diaria recomendada de vitamina C. También puedes perder peso de forma natural con la dieta de papaya y avena.

Si consumes una taza de papaya, estarás dándole a tu cuerpo unos 88 miligramos de vitamina C.

Fresas

Las fresas, por su parte, contienen 84 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos de fruta.

Esta fruta es un diurético natural, que sirve para eliminar los líquidos que se almacenan innecesariamente en el cuerpo y que producen problemas, como la obesidad y la gota, por ejemplo.

También sirve como depurativo. Si quieres limpiar tu organismo de tóxicos, prepárate un zumo depurativo de fresas, el cual estará cargado de antioxidantes. Esto te ayudará a que elimines todas las toxinas que entorpecen el buen funcionamiento del organismo. Es por ello que esta fruta es buena para el hígado. Cómela unas 3 veces por semana, especialmente entre comidas.

Guayaba

La guayaba es una fruta llena de vitaminas, y es por eso que es perfecta como antioxidante, puesto que es más rica en vitamina C que una naranja. También sirve para combatir la diabetes, prevenir arritmias cardiacas, regular los niveles de colesterol y hacer zumos naturales muy buenos.

Cien gramos de esta rica fruta te aportan 228 miligramos de vitamina C.

Piña

Entre sus propiedades medicinales, está el tratar los problemas de digestión así como evitar los gases intestinales. Por su gran contenido en fibra, la piña sirve para evitar el estreñimiento. Además, contiene pectina, la cual actúa como fibra reguladora. También se cree que esta fruta ayuda a mejorar la flora intestinal por su contenido en bromelina.

La piña te aportará 78 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos de fruta.

Kiwi

Estas pequeñas frutas, aparte de brindarte bastante vitamina C, te darán la suficiente energía para mantenerte sin sueño. Los kiwis provienen de china, pero ya son parte de la agricultura de otros países. Y es, quizá, gracias a su contenido en fibra y nutrientes junto con su pocas calorías que se encuentran en casi cualquier país.

Algo curioso de esta fruta es que contiene luteína, la cual actúa como filtro frente a la radiación solar.

Comiendo 2 kiwis, estarás ingiriendo alrededor de 132 miligramos de vitamina C.

Mango

El mango es un fruto rico en antioxidantes, por lo que tiene funciones anticancerígenas. Por una parte, su contenido en vitamina C le atribuye esta propiedad, pero es que también contiene muchos flavonoides. Aparte de ello, también destaca el hecho de que los mangos sirven para eliminar el acné.

En unos 100 gramos de mango encontrarás 122 miligramos de vitamina C.

Camu-camu

Se trata de una fruta típica de la región amazónica. Contiene varias propiedades beneficiosas para la salud, y entre ellas se encuentra su contenido en vitamina C puede llegar a ser 60 veces mayor a la cantidad que contiene una naranja.

Pero, además, esta fruta también es rica en potasio, pues unos 100 gramos de camu-camu te darán 7.1 miligramos de este mineral. También, por su contenido en serina, beneficiará tu digestión y te permitirá, incluso, lucir más joven, puesto que ataca a los radicales libres que liberan ciertos alimentos en el cuerpo.

Limón

Esta fruta cítrica no solo es rica en vitamina C, también posee bastante vitamina A, calcio, potasio y folatos. Y, por si fuera poco, el limón es rico en flavonoides, de los cuales se estima que combaten las sustancias que provocan cáncer.

Por 100 gramos de limones, obtendrás 53 miligramos de vitamina C.

Tomate

Esta fruta es tan rica en vitamina C, que 100 gramos de ella te aportarán el 45% de la dosis necesaria al día de esta vitamina. Además, también te suplirá de fósforo, magnesio, hierro, potasio y de vitaminas de los grupos B.

Grosella

Al igual que con la primera fruta de esta lista, la papaya, con las grosellas también puedes combatir el envejecimiento de forma natural. Además de una buena dosis de vitamina C, estas frutas también aportan vitamina A, vitamina B, calcio y hierro.

En sus aplicaciones medicinales, está el prevenir la osteoporosis, las taquicardias, diarrea, retención de líquidos, debilidad muscular, depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas y, por último, ayuda a mantener regulados los niveles de colesterol.

Por cada ración, las grosellas aportan unos 180 miligramos de vitamina C.