frutas con gelatina

Frutas con gelatina

Uno de los postres más deliciosos y sencillos de preparar son las gelatinas. Y si les añades frutas quedan mucho mejor. Por eso, hoy vamos a darte unas grandiosas ideas de frutas con gelatina para que prepares cuando quieras disfrutar de un postre light y delicioso.

3 deliciosas recetas de frutas con gelatina

Sigue estas tres recetas para preparar postres de gelatina caseros y con frutas que te llenarán de energía y dejarán tu paladar encantado.

Postre de gelatina con manzana

Necesitas 1 litro de yogurt natural, 50 gramos de semillas de girasol, 2 manzanas, 4 cucharadas de gelatina, 1 vaso de agua fría y un molde para gelatina.

Toma  el vaso con agua fría, para hidratar la gelatina por 5 minutos. Pica la manzana en trozos y lleva estos a la licuadora junto con las semillas de girasol y un poco de nuez moscada. Mezcla el yogurt en un recipiente aparte y agrégale la mezcla licuada. Pon la gelatina en baño maría para que se disuelva bien, o añádele el agua hirviendo. Agrega la gelatina diluida a la mezcla de yogurt con manzana y mezcla hasta que se homogenice por completo.

Por último, vacía todo en un molde para gelatina y mete al refrigerador el tiempo necesario.

Postre de gelatina y melocotones

Para esta receta necesitas melocotones en almíbar o cualquier otra fruta que desees agregar. También, 2 cajitas de gelatina de cualquier color o sabor, un tarro de leche evaporada y 2 sobrecitos de gelatina sin sabor.

Para obtener las frutas con gelatina, prepara la gelatina con sabor siguiendo las instrucciones de la caja. Licúa por dos minutos las frutas en almíbar junto con la leche evaporada y la gelatina sin sabor. Por último, puedes añadir frutas enteras si deseas y, para terminar, llévalo a un molde y ponlo en refrigeración por 5 horas.

Postre light de gelatina, fresas y yogurt

Para esta última receta necesitarás 1 yogurt de frutas light, 2 cajitas de gelatina de cereza light, 1 cajita de fresas y 3 cucharadas de queso crema light.

Para empezar, prepara la gelatina siguiendo las instrucciones de la caja. Lleva esta al congelador hasta que tenga una fina capa de hielo en la superficie, entonces retírala para batir con la batidora y agregarle el yogurt y el queso crema. Todo debe quedar bien batido, para llevarlo a refrigeración dos o tres horas. Añade las fresas por encima para decorar.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *